BLOG

Seguramente has escuchado más de una vez que cuando aprieta el calor hay que tener especial cuidado con la salmonelosis. Se trata de una de las enfermedades de transmisión alimentaria más comunes. Está causada por bacterias del género salmonella, un patógeno que se encuentra en animales domésticos y salvajes. Su desarrollo es favorecido por las altas temperaturas. Para ello hay que tener una serie de cuidados, especialmente con el consumo de los huevos, y también con las carnes, frutas y verduras crudas. Vamos a explicarte una serie de indicaciones que debes anotar:

Bacteria de la salmonella

Hábitos de compra

La carne, el pescado y la repostería es importante que sean frescos. Si no los vamos a consumir inmediatamente, podemos congelarlos como medida de seguridad.
Es mejor evitar el consumo de huevos que no estén etiquetados. Si se consumen, es importante no lavarlos, para evitar que la suciedad pase al interior debido a la porosidad de la cáscara. En bares y restaurantes, rechaza los productos elaborados que se encuentren a temperatura ambiente.

Higiene general y personal

Es esencial lavarse las manos antes de comer, sobre todo después de haber estado con animales domésticos. Cuidado con los paños y bayetas de cocina que no son desechables, ya que son una importante fuente de bacterias; al igual que el resto de recipientes y utensilios de la cocina. Por lo que recomendamos lavar bien cada útil después de que haya estado con un alimento fresco.

Almacenamiento de alimentos

Las carnes, pescados y mariscos se deben refrigerar nada más comprarlos. Evitar que los jugos de la carne o el pescado escurran sobre otros alimentos. Puedes revisar nuestro post anterior, en el que ofrecíamos consejos sobre cómo almacenar la compra en la nevera.

Preparación de los alimentos

No cascar los huevos en el mismo recipiente donde vayan a ser batidos. Y por otro lado, no usar la cáscara para separar las claras y yemas.
Para descongelar tanto carnes como pescados, utilizar recipientes cerrados, siempre dentro del frigorífico.
Cocinar bien los mariscos que se compran vivos.

Consumo de alimentos

Ojo con los alimentos que contengan huevos crudos.
No consumir carnes pocos cocinadas.
No tomar leche cruda. Beba solo leche pasteurizada o hervida.

Conservar la comida preparada

No juntar alimentos crudos con comida preparada. Ten cuidado en no usar el mismo recipiente.
Cualquier salsa que sea casera debe ser consumida cuando se elabora.
No dejar los alimentos expuestos al sol, o mucho tiempo a temperatura ambiente.