BLOG

Es muy posible que te sea familiar este nombre y no sepas muy bien por qué. Y no, no se trata de una receta para cocinar el cerdo. El cerdo Duroc es una raza de ganado porcino y su producción es muy habitual en nuestro país, estando presente en muchos de los productos derivados del cerdo, especialmente en jamones y embutidos, pero también en otros productos como chuletas o carrilleras. Del cerdo, hasta los andares, y si es Duroc, mucho mejor. Te contamos por qué.

📍Orígenes de la raza Duroc

La cría del cerdo como animal doméstico está documentada desde la Prehistoria en diferentes puntos del planeta. Se dice que llegó a Europa desde Asia y luego se llevó al Nuevo Mundo, donde su cría se estableció rápidamente por todo el continente. Existen numerosísimas razas alrededor de todo el mundo, algunas autóctonas y otra importadas, productos de cruces para aprovechar mejor sus características y potencialidades. El cerdo es una especie que nos ha dado tanto, que hay incluso quien lo tiene como animal de compañía.

La Duroc es una raza integrada en España con origen en Estados Unidos, concretamente en Nueva Inglaterra. Hay quien dice que procede de cerdos que llegaron allí desde la costa guineana con el tráfico de esclavos y hay otras teorías que lo emparentan con el británico cerdo Berkshire e incluso hay quien sitúa su procedencia en la Península Ibérica desde donde se exportaría a Estados Unidos en siglo XIX, para luego volver a ser introducido en España a finales de los años sesenta del siglo pasado. Lo que sí sabemos con certeza de la raza Duroc es que se ha conservado y utilizado en la ganadería porcina por la calidad de su carne y el rápido desarrollo de sus músculos.

📍Características de la raza Duroc

En España existen unas 16 razas de cerdos reconocidas, muchas de ellas autóctonas. Una de ellas es la de cerdo Duroc, introducido hace poco más de 50 años y es valorado entre otras cosas por la infiltración de la grasa en los cruces, fundamentalmente con el cerdo Ibérico. El cerdo Ibérico es admirado en todo el mundo como un animal con una grasa infiltrada de un sabor especial, delicioso y lleno de matices. El cerdo de raza Duroc funciona de maravilla cuando se cruza con el Ibérico, ya que este cruce respeta mucho los variados matices en paladar y optimiza la cría. Esto posibilita la producción de un jamón de muy buena calidad a un precio más asequible.

Para la producción de jamones y embutidos ibéricos se acepta el cruce de la raza Duroc con la Ibérica en diferentes porcentajes regulados y marcados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación mediante diferentes etiquetas de color.

Se trata de un cerdo de tamaño medio, pelo largo y color rojo. Es un animal fuerte y prolífico que se adapta muy bien a los climas cálidos. Estas características lo convierten en una raza muy interesante para la cría. En España lo encontramos fundamentalmente en Extremadura, Aragón y Cataluña. Morfológicamente son muy características sus orejas caídas y sus pezuñas de color negro, al igual que su pariente el cerdo Ibérico.

📍Cruces de los cerdos Duroc

Si bien en Estados Unidos el cerdo Duroc es de los más populares en la producción porcina, en España lo podemos encontrar en muchos productos cárnicos, pero el cerdo de raza Duroc es utilizado en nuestro país fundamentalmente para cruzarlo con el cerdo Ibérico y producir así jamones y embutidos de gran calidad por la eficiencia de la raza Duroc en la cría.

Es muy habitual encontrar embutidos y jamones ibéricos en los que también hay presencia de la raza Duroc en diferentes porcentajes. Para conocer estos porcentajes, tendremos en cuenta la procedencia de los abuelos y los padres del animal. Los productos Ibéricos en los que hay presencia de raza Duroc en alguno de sus progenitores están etiquetados por colores, siendo el rojo indicador de que el animal ha sido cruzado y criado en la dehesa con alimentación a base de bellota en el periodo de engorde. El rojo indica una pureza de raza de entre el 75% y el 50%.

La etiqueta verde indica el cruce, pero también nos habla de su alimentación: estaríamos ante un embutido de cebo de campo (cereales, leguminosas y pasto natural) que puede ser 100% ibérico o con cruces del 75% o el 50%. La etiqueta blanca marca jamón o embutido de cebo (alimentados a base de pienso), pero también con un cruce del 50%, 75% y aunque sea más raro también del 100%.

Cuando estamos ante un producto de cerdo Duroc, o de Ibérico cruzado, tenemos la garantía de estar comprando un producto con trazabilidad y de buena calidad. Si lo quieres comprobar tú mismo, puedes pasar por nuestra tienda online y pedir uno de nuestros deliciosos jamones