BLOG

El chorizo es uno de los embutidos, y de los alimentos en general, más tradicionales y más consumidos en nuestro país. Además, la gran variedad de tipos de chorizo que hay, hace que resulte un producto tan versátil que se puede comer en prácticamente cualquier lugar, a cualquier hora y por cualquier persona. Porque, no es cosa menor, el chorizo es uno de los alimentos favoritos de niños y mayores. ¡Por algo será!


⭕️¿Qué es el chorizo?

Pero vamos a empezar por el principio, sobre todo para definir bien lo que es el chorizo en España, que no siempre es igual que el chorizo que hay en otros países.

El chorizo es un embutido que se elabora con carne picada y grasa de cerdo, las cuales se condimentan con ajo y pimentón y, posteriormente, se embuten en tripa natural o en pieles comestibles de origen no animal.

La principal característica del chorizo español es el uso del pimentón. Este, además de conferirle un color único, con tonalidades que van del rojo intenso al rojo más oscuro, también le aporta un sabor especial, tan propio de la gastronomía española, y que puede ser dulce o picante.


⭕️Historia del chorizo en España

Los embutidos y conservas de carne porcina son muy antiguos. Hay referencias a algunos de ellos en las obras clásicas de la Grecia antigua y se sabe que los romanos ya producían embutidos similares a las salchichas, a las morcillas y a lo que hoy se conoce como botillos en la zona de Asturias y León.

Pero, para ir más concretamente al chorizo, es en el siglo XVI cuando se empiezan a popularizar por escrito las recetas de su elaboración, y en el Diccionario de Autoridades de 1726 aparece ya una definición bastante aproximada a lo que hoy conocemos como chorizo: “pedazo corto de tripa, lleno de carne, regularmente de puerco, picada y adobada, que normalmente se cura al humo”.

El chorizo en estos años aún no presentaba ese color rojo que hoy nos resulta imprescindible y con el que lo distinguimos de otros embutidos muy similares. Pero ya a partir del siglo XIX, el uso del pimentón se volvió habitual y el chorizo comenzó a producirse de un modo más parecido al que existe actualmente.

De hecho, esta mecanización y mayor distribución de los embutidos fue la que también llevó a una mayor variedad de ellos y a que se desarrollaran todos los tipos de chorizo que conocemos actualmente.


⭕️¿Qué tipos de chorizo hay?

Sería prácticamente imposible enumerar todos los tipos de chorizo que hay, solamente, en España. Pero podemos profundizar un poco en unos cuantos, que se clasifican según distintos criterios.

Tipos de chorizo según la carne utilizada

El éxito del chorizo como alimento desde sus comienzos ha llevado a que no solo se produzcan chorizos con carne de cerdo. Por este motivo, no es difícil encontrar los siguientes tipos de chorizo:

  • Chorizo de jabalí: la carne del jabalí es, probablemente, la más similar a la del cerdo o del cerdo ibérico, y los chorizos de jabalí tienen un sabor muy potente y atractivo.
  • Chorizo de ciervo: este chorizo es muy apreciado porque tiene un sabor muy refinado y sus propiedades son muy saludables, sobre todo en lo que se refiere a calorías y colesterol.
  • Chorizo de vaca: los chorizos de vaca suelen mezclar la carne de vacuno con partes de carne de cerdo o, en su defecto, de panceta de cerdo para hacerlos más jugosos.
  • Chorizo de caballo: la carne de caballo es muy apreciada nutricionalmente por su alto contenido en hierro y su bajo nivel en grasas. Su sabor es más dulce que el de otras carnes, por lo que los chorizos de caballo tienen un matiz muy particular.
  • Chorizo de pavo: es uno de los chorizos preferidos por los que hacen dietas bajas en calorías, ya que la carne del pavo es muy baja en grasas y alta en proteínas.

Tipos de chorizo según el tipo de cerdo 

Los chorizos de cerdo pueden diferenciarse en tres grandes tipos según sea el origen de su carne:

  • Chorizo ibérico de bellota: la carne que se utiliza es de una calidad altísima, procedente de cerdos ibéricos de los que también se producen los jamones ibéricos de bellota.
  • Chorizo ibérico de cebo: también procedente de cerdos de raza ibérica, aunque alimentados en parte o totalmente con piensos.
  • Chorizo casero tradicional: normalmente son chorizos elaborados en casa o al estilo tradicional de las familias rurales españolas. Suelen estar hechos con carne de cerdo blanco.

Tipos de chorizo según su forma

Los chorizos también se pueden clasificar según cuál sea su forma y según cómo sea la tripa con la que se envuelve.

  • Chorizo de herradura: es el que vemos de una sola pieza larga y doblada, con una cuerda que une ambos extremos y no solo le da esa forma de herradura, sino que ayuda a colgarlo.
  • Chorizos en ristra: son un más pequeños en longitud y van unidos uno a otro formando una ristra de varias piezas. En muchas ocasiones, estos chorizos son más tiernos y se utilizan para cocinar.
  • Chorizo de vela: son rectos y estrechos, y su forma se asemeja a la de un cirio o una vela larga, de ahí el nombre por el que se conocen popularmente.
  • Chorizo cular: son los chorizos envueltos en tripa natural y elaborados exclusivamente con carne de cerdo ibérico.

TIpos de chorizo según su elaboración

Por último, vamos a hablar de los tipos de chorizo según el modo en que se preparan:

  • Chorizos dulces: son todos aquellos que se preparan con pimentón dulce, para darles un sabor más suave y apto para todos los paladares.
  • Chorizos picantes: el pimentón que se añade en estos casos es parcial o completamente picante y esto les confiere un gusto más particular, perfecto para los amantes de los sabores potentes.
  • Chorizos ahumados: pueden ser dulces o picantes, y su peculiaridad es que su curación comienza con un proceso de ahumado que les otorga un sabor y unos matices muy particulares.

Además de todas estas clasificaciones, también podríamos dividir los tipos de chorizo según el lugar donde se fabrican, ya que hay tipos de chorizo que son muy típicos de regiones concretas de España. Algunas, como el chorizo gallego, el chorizo extremeño, el chorizo de Navarra o el chorizo de León son muy populares en toda la península. Pero esta clasificación sería casi interminable porque, al ser un producto tan tradicional desde hace siglos, se podría decir que casi en cada pueblo o en cada casa tienen su propia receta y método.