BLOG

El chorizo goza de una inmerecida mala fama entre los amantes de los productos gourmet. Puede ser porque se asocia a una alimentación tosca, puede ser por su sabor fuerte o porque está hecho con una parte del cerdo menos ilustre que el resto de sus semejantes, los embutidos. Eso es porque hay mucha gente que no ha prestado suficiente atención al chorizo cular ibérico, el rey de los chorizos.

Pese a ser, efectivamente, el menos noble de los embutidos, el chorizo cular debería tener por méritos propios un lugar en el Olimpo de las delicatessen, y es que, si alguna vez has despreciado el chorizo cular en algún evento, has hecho mal, porque probar un chorizo cular ibérico es un verdadero regalo para tus papilas gustativas y no es tan perjudicial para tu salud como te hacen pensar tus amigos veganos.

Si alguna vez has oído hablar del chorizo cular, pero no sabes muy qué es, aquí te contamos todo lo que debes saber sobre él.

⭕️¿Qué es el chorizo cular y cuál es la diferencia con el resto de chorizos?

De Cantimpalos, de Pamplona, de León, de Potes y un larguísimo etcétera. Para cocinar, para un aperitivo, para un bocadillo, en frío, en caliente, y otro largo etcétera. En nuestro país el chorizo es un embutido muy popular y variopinto según la zona de la península en que nos encontremos. Se trata de un producto elaborado con carne de cerdo picada y aliñada con especias, particularmente con ajo, orégano y pimentones, lo que le da su característico color rojo intenso y su sabor, a veces picante, a veces muy picante y otras simplemente delicioso. Esta carne se mete dentro de las tripas del intestino grueso del cerdo, y aquí está la clave, la diferencia entre el chorizo sin más y el chorizo cular, lo gruesa o fina que es la tripa dónde se introduce la masa. El chorizo más fino suele embutirse en tripa de ternera o de cerdo pero más final que las culares, de menor calibre.

Si bien se suele asociar el chorizo cular a una mejor calidad del chorizo, esto no tiene por qué ser así necesariamente. El chorizo, así sin apellido se suele introducir en las tripas del cerdo o ternera y a veces incluso se utilizan materiales sintéticos para embutirlo. El chorizo cular es aquél que se conserva dentro de las tripas del último tramo del intestino del cerdo, lo que significa que es de mayor tamaño en su sección y por tanto necesita otros tiempos y necesidades en la curación.

⭕️Chorizo cular ibérico: un chorizo con pedigrí

 

Como con todos los derivados del cerdo, hay un elemento diferenciador y aquí es donde entra el segundo apellido del chorizo cular: el chorizo cular ibérico, que al igual que el jamón o el lomo está elaborado con carne de cerdo de la raza Ibérica o mezcla de cerdo blanco y cerdo ibérico. Se acepta como ibérico el cerdo en diferentes porcentajes de cruce con otras razas, principalmente con la raza Duroc. Si vamos más allá, hay ibéricos e ibéricos. Otro factor distintivo es la forma de alimentación y cría del cerdo. Existen ibéricos de bellota, de cebo o de cebo de campo. Al igual que con el jamón, éste se etiqueta según estos parámetros.

El cerdo ibérico presenta también una grasa de mejor calidad, que se asocia a unos niveles de colesterol más bajos, y por tanto es más saludable. Hasta hay quien dice que la grasa del cerdo ibérico es similar al aceite de oliva en sus propiedades, por lo que podemos afirmar que los ibéricos son embutidos más sanos. Como con todo, siempre moderación, eso sí.

Para elaborar un buen chorizo cular se emplean magros escogidos y carnes veteadas de grasas. No debemos olvidarnos de la calidad de otro de sus ingredientes principales, que es el pimentón y es fundamental para conseguir un sabor especial y un característico color. El chorizo cular también puede ser picante, si se emplea pimentón picante en su elaboración.

⭕️Cómo degustar el chorizo cular ibérico

La mejor manera de degustar el chorizo cular es en finas lonchas como un aperitivo. Atemperado y con pan. Así podremos apreciar todos los matices de sabor que ofrece un buen producto ibérico. Se suele acompañar de otros embutidos y de jamón en una buena tabla de ibéricos.

Ahora que ya sabes de qué estamos hablando cuando hablamos de chorizo cular, recuerda no despreciarlo la próxima vez que te lo pongan delante. Y si te has quedado con la ganas de probarlo, puedes visitar nuestra tienda online para hacerte con una pieza de excelente calidad.